5 jun 2018

HHRR, Novedades

Más del 50% de las empresas líderes exigen a los trabajadores hablar inglés

Más de la mitad (51%) de las empresas líderes en ingresos e innovación a nivel mundial exigen que sea esencial que todos los trabajadores hablen inglés –el idioma internacional de los negocios-, es una de las conclusiones del último informe Global Fluency realizado por EF Education First, empresa líder en educación internacional, y presentado hoy en la Sede de la Cámara de Comercio de Madrid. En este sentido, el informe destaca la correlación directa entre una buena comunicación transfronteriza dentro de una empresa y el mejor rendimiento del negocio ya que las que invierten en la formación de idiomas de sus empleados, así como en su desarrollo presentan un incremento en sus ingresos.

La encuesta realizada a 500 líderes empresariales y de RR.HH. de 17 países revela que el 74% de los Global Fluency Leaders (empresas que más invierten en formación y desarrollo) afirma que sus empleados tienen la voluntad y el deseo de generar ideas que beneficien al negocio, en comparación con el 48% del resto de la muestra. Y a su vez, el informe destaca que el 57% de las empresas que alcanzan o superan sus objetivos de innovación aseguran que sus líderes siempre se comunican en un idioma que entiende toda la plantilla.

Julián Baños, country Manager Spain, EF Corporate Solution, durante su intervención, “si existe una fluidez en la comunicación de todos los trabajadores de una empresa independientemente de su cargo, la capacidad de mejorar el negocio e incrementar la productividad será mucho mayor”. En este sentido, Christopher Mc Cormick, vicepresidente de Asuntos Académicos de EF expone que “el informe revela que las empresas de la categoría Global Fluency Leaders que invierten aproximadamente entre el 3-4% de sus ingresos en formación y desarrollo, en los que incluyen la inversión en formación de idiomas, tienen el doble de posibilidades de superar sus objetivos financieros”.

De acuerdo con estos datos, Elsa Salvadores, subdirectora Gerente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid, alega que “las compañías deben tomar medidas para mejorar la comunicación transfronteriza y ayudar a tener un idioma común y así lograr tener plantillas comprometidas”.

Además, Mc Cormick afirma que “las empresas que comparten el conocimiento de un mismo idioma común no tienen barreras idiomáticas que les impidan poder relacionarse entre sí”. Durante la presentación Mc Cormick, ha explicado las diferencias entre las denominadas Global Fluency Leaders y el resto de compañías, y, además, ha resaltado la forma de comunicación que tienen los líderes, por ejemplo, se comunican a través de apps, Skype y otros medios más visuales y no abusando del correo electrónico.

Según este informe, la innovación es la clave para diferenciarse del resto y una prioridad cada vez mayor para las empresas. Los problemas idiomáticos pueden reducir la efectividad del equipo al obstaculizar la interacción y el intercambio de ideas, como aseguran el 71% de las empresas. Una de las claves del éxito que ha hecho referencia Mc Cormick es la cultura de la innovación, Culture Innovation,“la innovación en una compañía es responsabilidad de todos los miembros de la organización y no solo de los líderes, y para ello es clave crear un lugar de trabajo que fomente el desarrollo y participación de los empleados, siendo necesario un idioma en común”, aclara.

En definitiva, una jornada en la que EF Education First ha invitado a reflexionar sobre el valor de tener una buena comunicación entre todas las personas que componen una empresa, siendo de vital importancia compartir el mismo idioma. Como ha indicado, Javier Vela, Presidente del Consejo Asesor de la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos, “Vivimos en un mundo globalizado, las grandes y pequeñas compañías no se deben esperar a tener la necesidad, sino adelantarse. Que no se necesite no sígnifica que no se deba apostar por ello”. En pocas palabras, poner medidas que fomenten el compromiso de los trabajadores, esenciales para el rendimiento de un negocio.

Ver fuente